Ermita de Santa Lucía y San Benet


Esta ermita se sitúa a 312m. sobre el nivel del mar, en la que se conoce como montaña de San Benet. Data de finales del siglo XVII y presenta una estructura simple con una nave de vuelta de cañón y contrafuertes.

Es de estilo barroco valenciano. La parte posterior de la ermita pudo ser una torre más de la red de torres de vigilancia costera que funcionaban en los siglos XV - XVI; de hecho, desde aquí se avistan perfectamente las islas Columbretes, el Prat de Cabanes - Torreblanca, el Desierto de las Palmas, las Agujas de Santa Agueda y en la lejanía, los días claros, el Cabo de San Antonio en Alicante. La ermita tiene adosado un edificio, antiguo hostal con habitaciones para los peregrinos, establos para las caballerías y dos pozos en la plaza que daban idea de las romerías que se hacían entiguamente. A la ermita se subía el 11 de junio por San Benet, y el 13 de diciembre para Santa Lucía, celebración ésta que continúa vigente y que congrega a fieles de los alrededores, celebrando en su nombre una romería, misa y procesión.




Ermita de San Antonio




Se encuentra en las inmediaciones de la desembocadura del río Cuevas, en el mismo Capicorb. En 1760 Bartolomé Conesa, pastor de esta villa de Alcalà de Xivert, encontró en una de estas playas una imagen de San Antonio de Padua, y en el año 1773 el doctor Gabriel Ebrí, presbítero de la villa de Alcalà, levantó y costeó esta ermita en honor de su patrono y para veneración de esta imagen.

La ermita es de una sola nave cubierta con bóveda de cañón y el interior está decorado con motivos de rocalla.




Torre Cap i Corp




La torre de Capicorb se encuentra en el caserío del mismo nombre, en el término municipal de Alcalà de Xivert. El castillo de Xivert tenía un nutrido grupo de torres que formaba lo que se ha dado llamar la red de alerta y vigía del castillo. Entre éstas la más conocida era la de Capicorb. Existen noticias de que el comendador de la Orden de Montesa fray Luis Despuig la mandó construir el 28 de abril de 1427 en la desembocadura del río San Miguel y junto al litoral, por escritura ante Miguel Villaforta. Su planta es cuadrangular y su alzado de 13 metros.

De fácil acceso, se llega desde el camino de Capicorb o bien por el camino de L'Atall cruzando la desembocadura del río. En la actualidad convertida en propiedad particular, conserva muy poco de su estructura original.

Pocos metros más adelante, el antiguo núcleo de población del Renquet conserva el edificio de la vieja aduana del “Cabo del Cuervo”, justo frente a las playas de Capicorb.




Castillo de Xivert


Se encuentra localizado en las estribaciones sur-oeste de la Sierra de Irta. Es de origen musulmán, de finales del siglo XI, principios del S. XII, pero con la reconquista de la plaza por parte de las fuerzas cristianas comandadas por la Orden del Temple, sufrió posteriores modificaciones que hoy en día aún pueden apreciarse, como por ejemplo la separación del castillo y el poblado mediante una muralla, las imponentes muralls de sillería y las torres circulares gemelas.

El espacio total construido, de unos 8.000 metros cuadrados, se puede dividir en tres zonas: la alcazaba, recinto que ocupa la parte más alta del conjunto, donde se ubicaba la sede político militar, el albacar, espacio amurallado donde se refugiaba la población y su ganado en tiempos de enfrentamiento y, por último, la aljama o poblado, situado en la vertiente sur-oriental de la montaña y que también estaba amurallado.

Es en el castillo propiamente dicho donde se localizan las construcciones principales: torre celoquía, capilla gótica, torres gemelas, torre de poniente, aljibe gótico y una inscripción cúfica en la muralla externa, en el lado sur sur-este, pero es el recorrido íntegro de todo el conjunto el que nos puede ofrecer una visión mucho más amplia de lo que podría ser la vida cotidiana en aquellos días.

Cabe destacar, además, la red hidráulica de las casas musulmanes y, particularmente, el aljibe semienterrado, situado junto a la muralla exterior. El aljibe del castillo templario es otra obra significativa, situado al lado de la alcazaba y realizado en piedra de sillería con bóveda rebajada.

Supuestamente fue aquí donde se firmó la carta de rendición de los musulmanes frente a los cristianos, en 1234, y finalmente, en el año 1609, después de la expulsión de los moriscos, fue definitivamente abandonado.




Iglesia Parroquial San Juan Bautista




El templo parroquial de S. Juan Bautista es un grandioso edificio del barroco clasicista valenciano. Se colocó la primera piedra el 14 de abril de 1736 y se bendijo treinta años después. Los planos son del arquitecto José Herrero; trabajaron en la obra los maestros V. Carbó y F. Garrafulla, y luego Juan Barceló, quien la concluyó. La obra la financió la propia villa de Alcalá. El templo parroquial es de planta de cruz latina, con cuatro tramos en la nave central y colaterales, capillas laterales entre los contrafuertes, se cubre con bóveda de cañón y esbelta cúpula sobre tambor y pechinas en el crucero, así como cúpulas en las naves laterales. En la parte de los pies se abre la capilla de Comunión, de planta de cruz griega.

La fachada la centra una portada tipo retablo barroco con remate de perfil mixtilíneo y coronado de flameros y la monumental imagen del Arcángel San Miguel (repuesta en 1986). En correspondencia con las naves se abren tres portadas, las laterales se articulan mediante columnas toscanas adosadas y la central muestra una superposición de columnas exentas sobre pedestales. Sobre la puerta, hornacina con edículo cuyo apilastrado continúa para enmarcar el óculo ovalado. En los intercolumnios laterales se abren otras tantas hornacinas. El templo muestra un notable conjunto de rocallas que se esparcen por ventanas y florones en arcos y bóvedas. La pintura se esparce con generosidad en el Apostolado de las pilastras de la nave central, así como en todas las pechinas -en número de cuarenta- y bóveda de acceso a la capilla de Comunión . El trasaltar ha sido restaurado recientemente con un magnífico lienzo de La degollación de San Juan, obra del artista Vicent Traver Calzada, que con una temática muy pensada nos pone de manifiesto nuestro tiempo. El cuadro evoca la historia de San Juan con vestuario actual.




Torre Campanario


En 1783, diecisiete años después de consagrado el templo, se inician las obras de la torre, el que es sin duda alguna el monumento más emblemático del municipio, con diseño y dirección de Joan Barceló. Se alza en el lado derecho de la iglesia. Se trata de una torre exenta, de planta octogonal, con cuatro cuerpos separados por cordones perimetrales y un remate. Los tres primeros cuerpos se refuerzan en los ángulos por contrafuertes, y el cuarto, el de las campanas, sustituye los contrafuertes por columnas de capitel compuesto, y entre ellas se abren vanos, alargados y con arco de medio puntos, donde se alojan las campanas.

Coronando este cuerpo se sitúan una balaustrada circular. El remate consta de dos cuerpos superpuestos, con ventanas de medio punto y pequeñas columnas en los ángulos, y se asegura con ocho arbotantes.

En la cima de esta torre hay una imagen de San Juan Bautista, de madera recubierta de plomo. La portada de acceso está enmarcada por pilastras dóricas, y rematada con una hornacina con la imagen de Santa Bárbara. Mide 68 m. de altura desde su base, lo que le convierte en una de las más altas de la Comunidad Valenciana. Todo el edificio está construido con caliza blanca sin signos ni marcas de canteros. Una escalera de caracol asciende hasta la cámara de las campanas. Adentrándonos en la leyenda que despierta la tradición oral popular, se dice que fue cimentada sobre los sarmientos, para evitar que las fuertes corrientes de aire la pudieran mover o terminar derribando. Desde arriba la vista del pueblo, el valle y las montañas dan una privilegiada visión de la zona, el histórico Corredor de Alcalà y la Sierra de Irta.




Camping Playa Tropicana, Camino de l'atall s/n,
12579 Alcossebre (Castellón) ESPAÑA
Tlf. 0034 964 41 24 63 - Tlf. 0034 964 41 24 48 / Fax 0034 964 412 805
eMail.
info@playatropicana.com
© Playatropicana, 2014. Todos los derechos reservados.